Todos los secretos que los reclutadores no cuentan (pero quisieran contar)

0

Tal vez los reclutadores puedan parecer intimidantes durante las entrevistas de empleo, pero la verdad es que quieren lo mejor posible tanto para el candidato como para la empresa contratante.

Para llegar a los candidatos ideales para sus vacantes, ellos utilizan diversas herramientas y pequeñas tácticas que son prácticamente un secreto para quien está buscando un nuevo empleo.

Para que estés mejor y más preparado para enfrentar tus próximos procesos selectivos, vamos a desentrañar algunos mitos y secretos que los reclutadores no te cuentan. Prestá mucha atención:

Pero antes, entendamos el papel del reclutador

Puede ser un profesional de recursos humanos o el gestor del área a la que pertenece la vacante. De cualquier forma, su papel es entender cuáles son las necesidades de la empresa, equipo o producto y conectarlo con el profesional ideal.

Al ser un proceso cuidadoso, especialmente para posiciones muy específicas, es necesario que el reclutador sea sensible y comprenda puntos como las expectativas del candidato, su fit cultural con la empresa contratante y su capacidad técnica para asumir la posición. Por lo tanto, guiado por estos y otros factores es que utilizará algunos trucos y secretos para encontrar al profesional ideal.

1. “Probablemente serías mejor pagado si hubieras negociado tu salario”

La negociación salarial funciona como un juego: tanto el candidato como la empresa estarán tratando de controlar el escenario para vencer. Pocos reclutadores tendrían el coraje de decir que terminan pagando a los profesionales por debajo de lo que ellos podrían recibir de salario.

Algunas empresas tienen franjas salariales y diseños de los cargos bien claros para todos los empleados, pero, incluso en ese escenario, siempre existirá alguna apertura para la negociación. Es por eso que tal conversación debe ser llevada bien en serio y de manera transparente, siempre dejando claras cuáles son sus pretensiones y de qué forma usted está abierto a negociar.

2. “No siempre aquellos con mejor experiencia serán seleccionados para una vacante”

Los factores técnicos no son los únicos a la hora de decidir si un candidato es apto o no para una vacante: no necesariamente el profesional con más experiencia en el currículum conseguirá la oportunidad.

Muchas personas no pueden ver ese factor y terminan acusando a los procesos selectivos de ser parciales y confusos. La verdad es que, durante todos los análisis realizados por el reclutador, él también está queriendo entender si el candidato tiene compatibilidad con la empresa contratante en términos de valores, estilo de trabajo y comportamiento.

Este es un criterio que no sólo lleva beneficios a la empresa (como una menor rotación por tener personas que encuadren bien en ese ambiente de trabajo), sino también es una forma de que no termines en un empleo que no tenga que ver con su trabajo perfil y sus objetivos.

3. “Algunos procesos selectivos ya utilizan la inteligencia artificial en análisis del curriculum”

Dependiendo de la empresa, cualquier vacante abierta recibirá cientos de candidaturas, es decir, un gran volumen de currículums para analizar al inicio de los procesos selectivos.

El análisis de cada currículum recibido ocupa un buen tiempo en la agenda del reclutador y, pensando en ello, empresas de tecnología con productos orientados a recursos humanos desarrollaron herramientas que facilitan la selección de candidatos al realizar una lectura inicial en los CVs, buscando palabras clave u otros elementos que son interesantes para esa vacante.

Esto pone de relieve la importancia de colocar palabras clave y siempre adaptar otros elementos del curriculum de acuerdo a las especificaciones de trabajo, definir cuáles son sus especialidades o lo que se quiere desarrollar en su próxima oportunidad de carrera.

4. “Si su currículum parece confuso o contaminado a primera vista, probablemente será descartado”

Como ya hemos mencionado en otro artículo, la mirada de una hoja de vida por parte del reclutador dura un promedio de 30 segundos, tiempo suficiente para saber si un candidato debe mantenerse o ser eliminado de un proceso de selección.

Por lo tanto, evita utilizar un diseño confuso o utilizar mucho texto. Pensa siempre en la experiencia que el reclutador tendrá leyendo tu documento: si encuentra que es práctico, de fácil lectura y comunica lo que necesita de una manera ágil, tu CV está listo para ser distribuido por ahí.

5. “Basta un mínimo error para que tus posibilidades de contratación sean extinguidas”

Construir una imagen positiva durante el proceso selectivo es algo crucial para su contratación. Si el reclutador tiene una mala impresión, duda de tus capacidades técnicas o cree que tu comportamiento fue inadecuado, el candidato será descartado de la selección.

En este contexto, se destaca la importancia de  dar una buena impresión, no sólo durante la entrevista de trabajo, sino también en el intercambios de correo electrónico y en todos los tipos de comunicación entre el candidato y la empresa. Un error de gramática, por ejemplo, puede causar un impacto mucho mayor de lo que podrías esperar.

6. “Tu comportamiento en las redes sociales también es crucial para tu contratación”

La discusión sobre este punto puede ser extensa, pero vamos a tratar el asunto de manera práctica: la mayoría de los reclutadores dan una mirada en tus redes sociales para analizar tu comportamiento y el tipo de contenido que publicas. Lo que se pretende encontrar detrás de este análisis es entender un poco más sobre tu perfil,  para revisar una vez más  si esa empresa es ideal para vos.


Te deseamos éxito en tu búsqueda de empleo Seguí navegando nuestro blog  para leer más acerca de cómo para lograr la oportunidad ideal, construir buenas relaciones y administrar tu carrera.

Comments

comentarios

Share.