¿Querés pedir un aumento? Respondé a estas 4 preguntas antes

0

Negociar un aumento de sueldo no es fácil. Esta tarea es aún más complicada cuando no tenés otra oferta o no tenés la opción de salir de la empresa en caso de que el valor no sea acorde a tus expectativas. Para evitar que te quedes paralizado al escuchar alguna pregunta difícil de tu gestor o te equivoques al hablar sobre tus necesidades es fundamental prepararte para responder cuatro preguntas importantes que listamos a continuación:

1- ¿Por qué deberíamos pagarte más?

Esta es la pregunta más importante y que exigirá una buena respuesta ya que es necesario mostrar con evidencias concretas que merecés ganar más. En este momento podés hablar de factores directamente relacionados con tu trabajo como tu formación, los idiomas que hablás de manera fluente o un dominio de una herramienta en particular. Podés referirte a factores externos como gastos relacionados con tu educación o gastos médicos que complican tu presupuesto. Buscá siempre sustentar tus argumentos con información bien analizada y hechos concretos para que la otra persona entienda los motivos reales de porqué merecés ganar más.

5 consejos que van a ayudarte a conseguir un aumento de sueldo

2- ¿Cómo llegaste a ese valor?

No pidas un valor mayor solo por pedirlo. Fundamentá tu pedido con información concreta, como el promedio salarial del mercado o cuánto están facturando algunos colegas. En Love Mondays podés buscar salarios de todos los segmentos y empresas y hacer una comparación con cuánto ganás. Después pensá en cosas como tus calificaciones, experiencia, logros profesionales, proyectos ejecutados, etc.

3- ¿Aceptarías otros beneficios en caso de que no podamos pagarte un valor mayor?

Ganar un aumento de sueldo es óptimo pero podés ganar una oferta aún mejor negociando un paquete de beneficios. Para prepararte en caso de que tu jefe te haga esa pregunta, pensá en los beneficios que son más importantes para vos, como más tiempo de vacaciones remuneradas, una mejora en el plan de salud, el pago de cursos de especialización, etc. Pensá también en horarios de trabajo flexibles o en las posibilidades de hacer home office.

6 cosas que nunca tenés que decir en una negociación de sueldo

4- ¿Otra empresa te ofrece un sueldo mayor?

Este punto es complicado porque si nadie te ofreció un sueldo mayor, tu jefe sabrá que no tenés otra alternativa. Sin embargo, si realmente recibiste una propuesta, hablá sobre ella y demostrá que hay más empresas valorando tu trabajo. Es fundamental usar esta herramienta a tu favor y enfatizar los motivos por los que merecés ganar más.

Al anticiparte para estas cuatro preguntas vas a aumentar tus chances de tener éxito en el pedido de aumento y para mostrar tu importancia para la compañía. Estudiá bien para este momento y buena suerte.

Comments

comentarios

Compartir.