Inbound Recruiting: una nueva manera de ser contratado por las empresas

0

El sector de Recursos Humanos tiene novedades de reclutamiento: diversas técnicas están siendo adaptadas de otras áreas de conocimiento, como Marketing, para ayudarles a las empresas a seleccionar los mejores talentos para sus vacantes. Es así que el Inbound Recruiting está siendo adoptado por diferentes reclutadores.

Se trata de una forma diferentes de hacer el reclutamiento, huyendo de las etapas más tradicionales del proceso de selección. Con la ayuda del Marketing, los reclutadores lograron crear nuevas estrategias para conectar a los profesionales con la empresa empleadora. Los candidatos van siendo educados en etapas que se dividen como un embudo, hasta que estén suficientemente “maduros” para recibir una propuesta de empleo.

Pero, ¿cómo se aplica esto, en la práctica, al reclutamiento de funcionarios? Y ¿qué necesitas saber como candidato? Conoce el Inbound Recruiting:

Para qué sirve el Inbound Recruiting

Muchas veces, existe un desbalance grande entre los esfuerzos de una empresa para ser más atractiva para los profesionales y la percepción que ellos tienen de ella, lo que influye directamente en las ganas de postularse a una vacante.

Para resolver este problema, los equipos de Recursos Humanos pueden estudiar técnicas de Inbound Marketing y adaptarlas al mercado corporativo, trabajando en contrataciones en lugar de ventas, como sería tradicionalmente hecho en el Marketing.

El gran objetivo de la técnica es aumentar la atracción de la empresa como marca empleadora, al mismo tiempo que se “educa” a los posibles candidatos sobre la cultura y los valores de la compañía.

Así, aumentan considerablemente las posibilidades de hacer una oferta de empleo para profesionales que ya están alineados con su cultura laboral y que tienen una idea más realista sobre cómo se trabaja en la empresa.

Cómo funciona para los candidatos

Después de que la empresa entiende con qué tipo de profesionales le gustaría comunicarse, es hora de empezar a invertir en acciones que la ayudarán a aproximarse de posibles candidatos.

Una de las posibilidades para trabajar en esa relación es a partir del uso de redes sociales. Algunas empresas empiezan a divulgar publicaciones que cuentan cómo es trabajar en la empresa, así como artículos que hablan específicamente del área en la que desean contratar.

Eventos con asuntos específicos también puede ser organizados, como “meetups”, charlas y otros tipos de encuentros con el objetivo de discutir un área de trabajo – esto es común en el área de tecnología, por ejemplo. Esa es una buena manera en que la compañía puede ofrecer un contenido de calidad y fomentar el interés de las personas para trabajar en ella.

Basados en participación en acciones como esas, se vuelve posible detectar candidatos para una vacante. Es como si los profesionales identificados en esta primera fase estuvieran pasando para la próxima etapa en el embudo de relación, lo que los clasifica, basados en el grado de comprensión de la empresa y en la posibilidad de que acepten una propuesta para trabajar en ella.

Al final del proceso, Recursos Humanos estará apto para invitar profesionales con mayor probabilidad de aceptar un empleo – es decir, los que están más cerca de la punta del embudo de relación con la empresa.

Está atento a las invitaciones para eventos frecuentes de las empresas que se relacionen con tu área de trabajo, o con asuntos relevantes para tu perfil profesional: ¡pueden estar intentado contratarte!

Comments

comentarios

Share.