Consejos para saber cómo rechazar una propuesta de trabajo

0

¿Recibiste una propuesta de trabajo y no sabés cómo decir que no? Es normal que te sientas incómodo al decir “no” en una situación como esa. Aunque la vacante no sea tan ventajosa para tu momento de carrera actual, es importante saber manejar esta situación para no cerrar las puertas a futuras oportunidades.

Además, es necesario tener cuidado para no quemar la valiosa red de contactos adquiridas. Recordá que las empresas son hechas por personas que conocen a otras personas, y vos podés terminar encontrando nuevamente en el mercado al reclutador a quien le dijiste que no – o a alguien que lo conozca-.

Mirá nuestros consejos para garantizar una buena impresión durante (y después) del rechazo a la propuesta:

1. No demores en comunicar a la empresa sobre tu decisión

Aceptar o no una oferta de trabajo es una decisión a tomar con calma y cuidado, y no de forma repentina y abrupta. Pero, una vez que lo hayas decidido, comunícaselo pronto a la empresa. Así podrán seguir adelante con otros candidatos y vos no serás recordado como la persona que le hizo perder un tiempo valioso a ellos.

2. Busca tener una conversación sin ruidos

Intenta conversar con la persona de manera presencial, ya sea en una charla para tomar un café o una llamada telefónica. Aunque es posible decir “no” por e-mail, usar texto para comunicar cosas delicadas como ésta puede generar malentendidos. Puede ser que un reclutador, molesto con el rechazo, llegue a creer que tu tono en el mensaje fue grosero, por ejemplo. Aunque no tengas el teléfono de la persona que querés contactar, vale la pena pedir su número para una conversación más clara y sin ruidos.

3. Explicá tus motivos sin ser específico de más

Recordá que un proceso selectivo no es sólo estresante para el candidato: existe todo un trabajo de la empresa en seleccionar perfiles, conversar con varias personas y aplicar pruebas durante semanas o meses. Para disminuir la frustración del reclutador, te sugerimos que dejes claro en la conversación las razones por las que está rechazando la oferta. Esta es una buena oportunidad para dar una retroalimentación a la empresa, tanto para lo que te está ofreciendo como para el proceso selectivo.

Por ejemplo, si has decidido aceptar otra propuesta más competitiva, contá por qué elegiste ir a otro lugar. ¿Fue el salario? ¿Oportunidades de crecimiento profesional? ¿Falta de alineación cultural? ¡Contále eso al reclutador! Recordá también que en conversaciones como ésta podés recibir una contrapropuesta que puede cambiar todo el sentido del juego.

Te recomendamos que tengas cuidado para no decir nada grosero u ofensivo a la empresa. Decir algo como ¨¡Ustedes están pagando muy poco!” O ¨¡No me gustó mucho el ambiente de trabajo” no será tomado nada bien.

4. Sé agradecido y ofrecete para mantener contacto

Para no afectar la relación, toda conversación necesita tener un tono amistoso y comprensivo para ambas partes. Tratar el asunto de manera simple y clara, hará que el reclutador sea más tolerante a tu negación, no perjudicando tu imagen en el mercado.

Por eso, agradece de forma sincera por la oportunidad, destacá los puntos positivos de la empresa y mostrate dispuesto a mantener el contacto y a estar abierto a futuras propuestas.


¿Te gustó? Dale ¨me gusta¨ a nuestra página web para no perderte ninguna actualización de nuestro blog. Aquí encontrarás contenidos que te ayudarán a crecer profesionalmente, encontrar el empleo ideal y amar los lunes.

Comments

comentarios

Compartir.