Cómo ser un líder mejor en 2019

0

En un mercado de trabajo cada vez más dinámico, es esencial dejar de ser sólo un jefe para convertirse en un buen líder. Los buenos líderes inspiran confianza y naturalmente motivan a los miembros de su equipo, pero ¿cuáles son los pasos a seguir para garantizar un liderazgo de calidad? Aquí les presentamos algunos consejos para convertirse en un líder mejor.

1. Comuníquese claramente

Un mensaje sin ruidos depende del esfuerzo de la empresa como un todo, pero es función del líder garantizar que las decisiones, metas y procesos sean comunicados de forma directa y clara. Presta atención a la forma en que transmites la información y asegurate que tus expectativas estén siempre alineadas con las de tu equipo.

2. Aprende a escuchar

Aunque sepas transmitir mensajes como nadie, la comunicación no puede ser una vía de una sola mano – también necesitas escuchar. Observa señales y comportamientos y reserva un tiempo para conversaciones individuales y en equipo. Como buen oyente, tienes que intentar entender los desafíos y las motivaciones de cada uno y el tipo de soporte que necesitan.

3. Aprende a delegar

Con tiempo limitado y diversas responsabilidades, tu rutina puede volverse demasiado desgastante. Es necesario aceptar que, para ser más productivo, tendrás que delegar tareas. Elegí personas de confianza de tu equipo para realizar tareas que suelen ser tuyas y que te permitirán crecer mientras ganes tiempo para centrarte en asuntos más importantes.

4. Poné las manos en la masa

Aunque delegar sea un proceso necesario, no te acomodes demasiado. Un buen líder no puede sólo dar órdenes y esperar que los demás hagan todo lo que se les pide. Encarar diferentes actividades refuta cualquier sentido de superioridad y también demuestra que estás dispuesto a entender los procesos y dificultades que tu equipo enfrenta diariamente.

5. Mantén la calma, incluso bajo presión

Los momentos estresantes son parte de la rutina de cualquier empresa, pero lo más importante es la postura que adoptes en momentos así. Mantener la calma y un clima agradable en la oficina, incluso en situaciones tensas, son puntos importantes que permitirán mejores tomas de decisión. ¡Recorda que tu comportamiento es un ejemplo a seguir y un factor decisivo para el éxito del equipo!

6. Admití tus propios errores

La arrogancia y el liderazgo son palabras que no deben caminar juntas. No dudes en reconocer la culpa cuando sea necesario y utiliza tus errores como forma de aprendizaje. Muchos a tu alrededor se sentirán más cómodos para arriesgarse y traer nuevas ideas sabiendo que manejas los errores de forma madura y responsable.

Convertirse en un buen líder no sucede del día para la noche, pero tampoco es algo inalcanzable. ¡Disfruta de los consejos y convertite en un líder mejor este año!

Comments

comentarios

Share.