Cómo mantener un buen clima en el trabajo

0

Mantener un buen clima en el trabajo es fundamental para mantener equipos comprometidos y garantizar un buen resultado. Un ambiente incómodo puede ser negativo no solo para quien es parte, también puede ser percibido por clientes y socios.

Recordá que mantener un buen clima en la oficina no es una tarea exclusiva de los gestores sino de todos. Sabemos que no todo son flores y que convivir harmónicamente con personalidades tan diferentes a la tuya puede no ser fácil.

Descubrí nuestros consejos que van a ayudarte a mantener todo más simple. <3

Sé transparente

Mostrarte sincero aumenta la confianza mutua y disminuye drásticamente la distancia entre las personas. ¿Te gustaría mantener una buena relación con alguien en el que no confiás?

Ser transparente es fundamental para mantener un buen clima entre equipos en una empresa. Justificá tus grandes decisiones o las de tu equipo contando detalles que informarán lo suficiente para que no exista especulación o desconfianza.

Conversá y conocé a las personas

No te quedes atrapado en el círculo de tu equipo y relacionate con toda la empresa. Sé educado y esforzate para conversar con todos sobre asuntos que no necesariamente se relacionen con trabajo.

Recordá de que muchas veces terminás pasando más tiempo con tus compañeros de trabajo de que con tu familia. ¿Cuál es la lógica de no crear conexiones significativas y hacer amistades?

Escuchá y motivá a tus compañeros

¿Cuántas veces necesitaste de apoyo para desarrollar algo con confianza? Tené empatía y ayudá a tus colegas con las tareas del día a día y motivalos durante grandes proyectos, principalmente cuando el desarrollo no esté siendo el ideal.

Sé la persona que escucha y usa su experiencia para ayudar.

No seas rencoroso

Toda empresa pasa por problemas de relaciones, principalmente entre equipos. ¿Por qué no dejar todo atrás e invertir en una relación más saludable? La relación entre áreas esencial para que la empresa funcione por eso no estés alimentando sentimientos negativos.

Participá de happy hours y almuerzos especiales y si esto no es una práctica en tu empresa, intentá organizarlo.

Tener momentos reservados para conversar y reír es fundamental para cualquier relación. Es en estas oportunidades en las que conocés mejor a tus compañeros, creás conexiones y hacés que todo sea más simple. 🙂

Comments

comentarios

Compartir.