¿Cómo hacer para dejar de salir tarde del trabajo?

0

Quedarse hasta tarde en el trabajo puede no sólo deshacer tu rutina y entorpecer tu vida personal, sino también perjudicar tu salud. Diversos estudios demuestran que haciendo esto muy a menudo te puede causar problemas tales como enfermedades del corazón, depresión , entre otros.

Pero ¿qué hacer si tenés mucho que resolver y simplemente no podés ir a tu casa a la hora de salida prevista de tu jornada laboral? El problema puede estar en la forma en que organizas tu día.

Dicho esto, en Love Mondays te proponemos 7 consejos que te ayudarán a disfrutar de tu tiempo de trabajo y mejorar tu productividad. Son estos:

1. Organizá tus actividades

Puede parecer una sugerencia obvia, pero enumerar tus actividades hará que no te pierdas en medio de una enorme cantidad de tareas a ser cumplidas. Al tener todo lo que necesitás hacer organizado en una lista, conseguirás claridad para definir el orden ideal de las cosas por resolver, dándole prioridad a lo que realmente tenés que priorizar.

Con esta idea pre armada, eliminarás la ansiedad de cumplir infinitas tareas y sabrás dónde encontrar la resolución de posible problemas en tu día. Hay varias aplicaciones que te ayudan a definir tareas para aumentar tu rendimiento. Algunos ejemplos son: Google Task, Evernote y Trello.

2. Priorizá las tareas clave

¿Viste esa tarea que depende de otras para ser cumplida? Cuando organizás el orden de tus actividades diarias y semanales, priorizá la realización de lo que te ayudará a “destrabar” la cantidad de cosas para hacer y aumentar tu velocidad de ejecución.

3. Si es posible, reagenda tareas

Reagendar tareas que tienen cierta flexibilidad, como una reunión o una entrega que se puede postergar para la próxima semana, no es una señal de fracaso. Todo lo contrario: pensando en la velocidad de ejecución de tus tareas, es fundamental dar una limpieza en tu agenda para poder priorizar actividades que son cruciales.

4. Aprendé a desapegarte

¿Será que todas las tareas que componen tu rutina son tan relevantes que no podrían simplemente ser delegadas a otras personas?

Muchos profesionales tienden a asumir de forma proactiva responsabilidades que no necesariamente pertenecen a sus funciones, creyendo que esa actitud causará una buena impresión en sus superiores. Sucede que no es posible abarcar tantas actividades con la garantía de que todo se hará en un tiempo saludable y con calidad que ello merece. Por lo tanto, repensá sobre lo que podrías haber delegado a otro miembro del equipo o que no necesitó realmente haber sido hecho.

5. Focalizáte en la optimización

Analizá tu día a día críticamente para encontrar tareas de la rutina diaria con la chance de ser optimizadas. A veces, realizar pequeños cambios en la forma en que hacés las cosas puede darte toda la diferencia al final del día, entonces reflexioná sobre lo que se puede hacer de una manera más simple y veloz, sin alterar la calidad de lo que estás entregando. Por ejemplo, clasificar tus e-mails con etiquetas u organizar tus archivos puede terminar ayudándote a ahorrar mucho tiempo.

6. Cuidado con la repetición del trabajo

Trabajar múltiples veces en la misma tarea es uno de los grandes villanos de una rutina productiva. Frecuentemente, su causa puede ser el mix de la falta de focalización junto a la desorganización. Por eso, tenés que estar atento a tus tareas para evitar errores que puedan hacerte volver a cero, retrasando toda tu lista de actividades.

Otra causa que te lleva a realizar dos o más veces el mismo trabajo es la falta de comunicación. Asegúrate de que estás entendiendo bien lo que necesita ser hecho y, si fuera así el caso, resolvé tus dudas cuanto antes.

7. Hacé pausas regularmente

¿Es conveniente hacer pausas incluso con una agenda tan cargada? La respuesta a esta pregunta es ¡Sí! Trabajar con un ritmo intenso es agotador para tu cuerpo y tu mente, así que tratá de realizar pausas programadas para beber un agua, charlar con otras personas o simplemente salir a tomar aire fresco.

Esto puede ayudarte en las tareas en las que estás bloqueado por no poder encontrar soluciones o cuando simplemente te falte creatividad para resolver un problema.


¿Te gustó este contenido? Dale ¨Me gusta¨ a nuestra página en Facebook para no perderte las actualizaciones de nuestro blog. Aquí encontrarás contenidos que te ayudarán a crecer profesionalmente, encontrar el empleo ideal y… ¡amar los lunes!

Comments

comentarios

Compartir.