4 indicios que señalan que estás en el momento justo para cambiar de trabajo

0

¿Sentís que haces un esfuerzo enorme para mantener la motivación en el trabajo todos los días? Sentirse de esa manera puede ser uno de los primeros indicios que marcan que es hora de considerar un cambio en tu trayectoria laboral.

El proceso de cambio de empleo no es fácil, sobre todo si tu área de actuación es poco demandada. Sin embargo, llega un momento en que ya no es posible mantener la felicidad sin tener novedades en tu vida profesional y puede ser que promociones y aumentos salariales en tu empresa actual no te satisfagan más.

Incluso con la incomodidad de dejar cosas de la rutina de tu oficina hacia atrás, hay que entender que la necesidad de renovación profesional, en un momento u otro, llega para todos. Para ayudarte en este proceso, te presentamos 4 señales que indican que es hora de cambiar de empleo:

1. Estar convencido de que tu empresa actual no puede proporcionarte nada más

Sea por la estructura interna de la compañía o por la falta de aprovechamiento, puede ser que una empresa no alcance sus expectativas cuando el asunto es promoción de cargo y aumento salarial.

Si estás seguro de que ninguna oportunidad puede surgir en tu empresa actual y que tus cualidades profesionales podrían ser mejor aprovechadas en otros lugares, además de que podrías asumir posiciones que se perfilen mejor con tu experiencia, probablemente es hora de buscar un ascenso, pero en otras compañías.

2. Comenzaste a valorar otras cosas

Conforme a tu madurez profesional (al mismo tiempo que tu vida personal también cambia) es normal que otras cosas pasen a ser valoradas y hasta escalen en tu ranking de prioridades.

Por ejemplo, muchas personas empiezan sus carreras con una remuneración competitiva y una posición privilegiada en el mercado. Con el paso de los años, puede ser que una mayor calidad de vida, incluso ganando menos, sea más valorado por vos.

Cuando hablamos de valores, otro punto a considerar es tu propósito profesional. Tu identificación con los valores y la cultura de la empresa actual puede no tener más sentido, lo cual crea una necesidad incesante de trabajar en una compañía más alineada con lo que pensás.

3. Sentir que tu trabajo no encaja más en tu vida

No te sientas culpable si tu estilo de vida o tus planes para el futuro han cambiado.

Tu trabajo debe encuadrarse en tu vida. Esto significa que hay una alineación entre lo que crees, lo que es cómodo para vos y todo lo que una empresa te puede ofrecer. El desequilibrio entre estas tres fuerzas te colocará automáticamente en una situación conflictiva y podrás sentir tu vida profesional como un peso en tu espalda.

Otros objetivos más específicos de vida también pueden surgir: cambiar de ciudad, necesitar tener más tiempo libre, realizar una transición de carrera, etc. En cada caso, necesitarás evaluar si tu actual empleo todavía se encuadra con la vida que tienes (o quisieras tener pronto).

4. El resumen de lo que sentís es la palabra “estancado”

Esto no tiene que ver necesariamente con evolución de cargos dentro de tu empresa, también puede estar relacionado con una necesidad interna de practicar otras actividades o simplemente renovar los aires cambiando de ambiente y cultura de trabajo.

Este sentimiento también puede surgir, aunque estés recibiendo recompensas por tu dedicación y resultados dentro de la empresa. Cambiar de empleo, además de renovar todo lo que haces por lo menos ocho horas diarias, puede ser una gran oportunidad de conocer otro ambiente y crecer profesionalmente en términos de experiencia.

Comments

comentarios

Share.